El VRAE: Un paraíso de conflictos (Parte I)


Fueron cuatro días de intensas emociones durante la incursión a uno de los lugares más complicados del Perú, El VRAE: Valle de los ríos Apurímac y Ene. Aquí, no todo es Sendero Luminoso, ni asaltantes de carreteras durante el día y la noche. A diario se escriben miles de historias de gente pujante que enfrentan la adversidad del clima, del esfuerzo desorientado del gobierno y la poca comprensión y desinterés de los peruanos que desconocen la realidad del VRAE y que es digno de resaltar.

VISTA PANORÁMICA.- Ayacucho y Cusco unidos por un puente, pero separados por el río Apurímac.

VISTA PANORÁMICA.- Ayacucho y Cusco unidos por un puente, pero separados por el río Apurímac.

El VRAE brilla, un verde intenso destella gracias al Sol despierto. La vista es espectacular. Es un paraíso, un deleite para los ojos acostumbrados a ver sólo combis, cousters y una sarta de construcciones por toda la ciudad. Ver la magnitud de la naturaleza te hace sentir insignificante. Es imposible no sentir miedo al transitar por el vaivén de la carretera de acceso; una simple trocha carrozable desde Quinua, Huanta hasta San Franciso, La Mar (zona Vrae) acompañada de un abismo que te recuerda que Dios existe. Te encomiendas a él y depositas toda tú confianza en el chofer. Es lo único que te queda. Aparte de confiar en la máquina y en el buen estado de los frenos. Una mala maniobra, terminaríamos en el fondo del cañón sin chance de vivir para contarlo. Esto era solo parte del trajín. Antes había que recorrer diez horas desde Lima hasta Ayacucho. Unas tres horas más en el alojamiento de Huanta sirvió para reponer fuerzas.  Comer, dormir en teoría, porque en la práctica fue imposible; el frío y la preocupación de no quedarme dormido y que me deje la movilidad impidió tal acto. De pronto el celular vibra como un animalillo feroz queriendo escapar de su jaula, miro la pantalla, es mi amigo Pedro Hurtado. De inmediato contesto y su voz algo aspera me dice que me apure, que en un par de minutos llegan las camionetas que nos llevarán a nuestro destino.

Eso era apenas la mitad del camino. Era necesario siete horas más bordeando cuanto cerro se aparecía en nuestro camino, arañando la Cordillera, jugando con la muerte a cada instante para llegar al destino: El corazón del VRAE. Atrás dejamos la ciudad de Ayacucho, el calor se abría paso entre el gélido clima. El cielo estrellado se disolvía entre el azul del cielo con nubes apelotonadas.

 

VRAE; “Vamos a Revolucionar Ahora el Estado”, eso es lo que me dice sin perder tiempo uno de los pobladores del distrito de San Francisco, provincia La Mar, región Ayacucho. Eso es lo que para un convencido agricultor de hoja de coca -el cual no vamos a revelar su nombre- debería significar la siglas VRAE y no Valle del Río Apurímac y Ene. Apenas había transcurrido quince minutos de mi llegada al corazón del VRAE. Y la sensación que me envolvió fue de la existencia de una población poco o nada comprendida.

Rio Apurimac

IMPACTANTE.- La belleza natural es demoledora. Irónicamente el el río Apurimac da vida pero también su consumo trae problemas.

IMPACTANTE.- La belleza natural es demoledora. Irónicamente el río Apurimac da vida pero también su consumo trae problemas.

Mencionar esos cuatro fonémas imprime miedo, terror en la población citadina, en especial de los limeños, como siempre muy ajenos de lo que ocurre en el interior. Algunos culpan al gobierno de incrementar ese miedo, algunos responsabilizan a Sendero Luminoso por atacar a patrullas policiales en emboscadas cobardes. Otros van más allá, culpan a las autoridades locales. Los pobladores fuera del VRAE, acusan a los narcotráficantes de ser los responsables de todos los males que acarrea el lugar.
La policía no se escapa de la responsabilidad, ya que si resguardaran permanentemente la carretera se evitaría asaltos a mano armada, tanto de día y de noche. Ellos se defienden, los jefes se rasgan las vestiduras y dicen que tienen limitaciones de personal y de apoyo logístico, entonces la responsabilidad regresa al gobierno. Lo cierto que todos tienen responsabilidad. Pero lo cierto también es que mientras se sigue buscando responsables, los moradores en estado de pobreza saltan a la categoría de extrema pobreza, y los de extrema pobreza -vamos a inventarle una nueva categoría- pasan a los de re-extrema pobreza.
  
HERMANOS LEJANOS
Por un lado el distrito de San Franciso, provincia La Mar en Ayacucho. El otro, distrito Kimbiri, La Convención, región Cusco, se miran pero no se tocan, pues los separa el río Apurímac. Ambas se miran de reojo, los del lado ayacuchano dicen que sus hermanos cusqueños son los “chicos ricos del barrio”, porque la comuna cusqueña recibe 30 millones de soles por canon gasífero al año, mientras que los ayacuchanos reciben lo que les toca recibir por parte del gobierno.
Han pasado algunas horas y me encuentro en el distrito de Santa Rosa, provincia La Mar, Ayacucho lo primero que salta a la vista es el uso del quechua en la mayoría de los pobladores, muchos de ellos colonos, llegados al VRAE con el objetivo de ganar dinero vendiendo la hoja de coca. En este lugar el gobierno entregó títulos de propiedad, entre sus varios intentos para dejar que lo perciban como un gobierno distante y en el marco del Plan VRAE. Al querer entrar en contacto con ellos fue algo complicado, sentí vergüenza por no poder hablar quechua. A la gente le gusta que le hablen en su idioma, porque se sienten consierados, y eso lo sabe, Omar Quesada, Director Ejecutivo de COFOPRI, que durante su discurso de rigor lanzó frases y palabras en quechua y la gente reaccionaba de manera positiva. Más de uno dibujaba sinceras sonrisas.
No me interesa defenderlo, pero Quesada tiene la ventaja de ser de la zona, de conocer la zona. Si la gente del gobierno hubiera aplicado una estrategia tan simple, como hablarles a los nativos, sino en su idioma, pero por lo menos en los lugares donde ellos habitan, de seguro no estaríamos hablando de ningún muerto, ni de heridos, ni de desaparecidos y Bagua seguiría siendo un pueblo desconocido por muchos. Ahora ya lo conocen o por lo menos saben que está ubicado en Amazonas. De la misma manera fue conocida el Vrae.

GENTE CORAJE

La mayoría de la población lo conforman niños y gente adulta de rostro marcado por el tiempo del cual brotan arrugas y de piel tostada gracias al Sol abrazador. Lo único que quieren es trabajar, no quieren que les regalen las cosas. Innumerable son las veces que he escuchado un rosario de promesas, incluso del propio presidente Alan García. Aprovechando la aglomeración de los lugareños a la espera de recibir sus títulos de propiedad se comunicó vía telefónica y con el apoyo de un amplificador anunció que existen fondos listos para ser gastados para la ejecución de proyectos en función de la urgencia de la necesidad de la población. La población reunida en la plaza del distrito de Santa Rosa aplaudió emocionada, el único requisito que les pidió García Pérez fue presentar un proyecto sustentando sus necesidas, al terminar de escuchar al presidente me sonó a burla. La pregunta surgió de inmediato entre los agricultores ¿cómo se hace un proyecto? difícil tarea de explicarle en ese momento a uno de ellos que buscaba en apuros esa respuesta.  

Aquí mi contribución, estas son las obras que urgen realizar: Toda la población del VRAE, consume agua contaminada del río Apurímac, no hay agua potable, ni desagüe, por lo menos ya se enteraron de una de las tantas urgencias que existen en la zona. Una más, ésta va de yapa; una población de más de 20 mil almas tienen que hacer frente las enfermedades como la Malaria, problemas con parásitos, Neumonía que por esta época del año se presentan, además de la Leptospirosis, enfermedad que se transmite por la orina y las heces de las ratas, que en cristiano es muy similar a una gripe. Y para remate la gente del lado de Ayacucho, no se pueden atender en el Seguro Social del lado del Cusco, simplemente son rechazados porque las direcciones en sus documentos de identidad no corresponden a la jurisdicción. Es totalmente absurdo, como si las enfermedades entendieran de fronteras.

JARDIN DE COCA.- Miles de hectáreas de plantaciones de hoja de coca asoman a lo largo de las laderas de los valles Apurímac y Ene.
JARDIN DE COCA.- Miles de hectáreas de plantaciones de hoja de coca asoman a lo largo de las laderas de los valles Apurímac y Ene.

Pero eso poco les importa, a esos hombres y mujeres, sólo saben que su necesidad es tan grande que están dispuestos a soportar las inclemencias de la naturaleza y la indiferencia del gobierno y el rechazo de peruanos que desconocen la realidad del VRAE. “Estamos dispuestos a defender lo que tenemos con nuestras propias vidas. Si el gobierno quiere erradicar nuestra coca, se enfrentará con nosotros. Es lo único que tenemos, de esto vivimos”, refrenda una mujer que para mi vive extraviada en medio de miles de plantas de coca pero ella feliz de tener una fuente de dinero.

Continuará…

Fotos y videos: Gianni Rengifo

About these ads

13 respuestas a El VRAE: Un paraíso de conflictos (Parte I)

  1. Zinnia dice:

    Hermosa historia lamentablemente real, opino que el Estado debe capacitar a las autoridades de la región a fin de enseñarles cómo se hacen proyectos viables, utilizando eficientemente los recursos provenientes del canon y regalías, para que la región salga de la pobreza en la que se encuentra es necesario contar con proyectos sostenibles que beneficien a la población. Es una lástima que habiendo recursos disponibles para la región, no puedan darle curso por no presentar proyectos sostenibles.
    Sigue escribiendo, está interesante!

  2. Gaston dice:

    La Selva es otro mundo con su propia cultura regional e historia y de hermosos paisajes. Como siempre en las zonas donde campee la droga, el terrorismo, la corrupcion no se podra sacar nada positivo asi haya los recursos economicos. Espero la segunda parte de esta cronica.

    Saludos

  3. paco rivas dice:

    La indolencia gubernamental, la incapacidad del legislativo y factores económicos son la leña que convertida en braza ya quema con crecimiento sostenido pero a la ceguera o desconocimiento estas llamas dejan de ser vistas en su verdadera dimensión.
    Desde tiempos inmemoriales el hombre busco posesionarse de un territorio y luego de las tribus, los clanes, los reinos, los imperios se dieron paso a los países que incluso mediante federaciones, uniones o diversas modalidades siempre tuvo un objetivo, la expansión del dominio.
    Para lograrlo se utilizo diversos nombres que matizaran u ocultaran el verdadero propósito y fue desde lo religioso, lo doctrinario, lo climático, la posible agresión, el crecimiento armamentista hasta lograr la posibilidad de ataque.
    Hasta para invadir un terreno baldío se busca un pretexto y tomar la posesión del territorio que hoy posee el narcotráfico está utilizando a Sendero como el cuco, como el ejecutor cuando la verdad es distinta, aquí está un negocio de miles de millones de dólares, un actividad ilegal, abrumadoramente fría como la guerra y jugosamente lucrativa determinando que en sus objetivos este flagelo se disfrace de agrupación religiosa, de activista ecológico o como en este caso de movimiento político terrorista.
    Lo peor de todo esto es que el crecimiento es muy rápido, los defensores de la patria están ciegos, sordos, mudos y una minúscula capacidad intelectual que nos permita sostener que venceremos algún día, además de la corrupción enquistada, de la negligencia que vienen a ser los mejores aliados de este monstruo que puede acabar con este país sino lo convierte en un aterrador escenario como los montados por los carteles.
    El terror vivido por sendero seria un programa infantil comparado con lo que veríamos a corto plazo si no se hace algo sensato y rápido aunque en medio de tanta mediocridad no se qué podemos esperar. Ni las fuerzas armadas, mucho menos la policía son tan responsables como el ejecutivo y el congreso de todo esto.

  4. Jack dice:

    Un punto mas para tí, por haceer este tipo de información, esta pagina esta un poco escondido encontré dificil, como yo se el nombre de estas partes econtré, pero si es otra persona que no conoce, será deficil; sería bueno que lo pusieran con nombre mas facil para que la gente pueda acceder solo poniendo unas palabras claves. BUENA INFORMACIÓN CONTINUA CON TU TRABAJO…

  5. breizer dice:

    muy buena la visita les felicito por la excursion

  6. breizer dice:

    mando saludos para toda mi gente de pichari kimbiri y ayna

  7. cruz pepe dice:

    EN MI OPINION DESEO QUE CAMBIEN DE ALCALDE, ME SIENTO ACORRALADO A TANTO IMPUESTOS O ALZAS DE SAN FRANCISCO

  8. CARHUITAS dice:

    deverdaderamente muy cierto lo dicho, felicitaciones por gra visita, esperamos la siguiente visita a santa rosa por que tenemos nuestras historias ocultas que contar. gracias

  9. George dice:

    Ha habido o sigue siendo un sacerdote que estaba haciendo una diferencia en Santa Rosa. ¿Dónde está ahora? ¿Va a volver. Él es P. Anthony y ha puesto de manifiesto el amor y el respeto y la comprensión a la gente como nadie más. Parece que su obispo no estaba feliz de que él estaba gastando tanto dinero para el pueblo de Santa Rosa (alrededor de NS350000.00) y no para ayudarle a construir su casa en Ayacucho para los sacerdotes jubilados! P. Anthony ha devuelto la salud a los niños, construyó una iglesia y donó una gran cantidad de cosas a las escuelas y la posta! Es incluso ayudando a iniciar una nuevoa escuela secundaria, Wawawasi y una casa para que los estudiantes viven en lo que no se pierdan más tiempo en viajes. Esperamos que el Gobierno le ayudará a lograr esto ya que la Iglesia Católica optó por abandonarlo.
    Me sorprende que no lo conocí cuando estaba allí, o al menos oído hablar de él.

  10. mercedes Samanez dice:

    ´qué aporte tán importante para todos los peruanos que debemos conocer a profundidad los contrastes de nuestro pais, felicitaciones por revelar semejante marabilla de la naturaleza pero un foco de preocupación para todos , especialmente para el próximo gobierno

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: